Confesiones de una mente peligrosa

votar

.
No ofrece lo que uno espera (5).

Ésta es una película que te engaña nada más leer la línea de reparto (Matt Damon y Brad Pitt deben tener el cameo más insustancial de la historia) y lo cierto es que tras leer la sinopsis esperas una cosa y te encuentras con otra bastante distinta.

La historia de Sam Rockwell quizá sea la de un asesino, sin embargo, la historia que nos cuenta esta película es más bien la historia de un hombre que en el camino hacia conseguir su meta le surge la oportunidad de trabajar como asesino para la CIA.

De modo que una cosa debe tener clara todo el mundo que decida acercarse a este film. En la película apenas hay acción, ni disparos ni asesinatos, sino el camino de un hombre que está dispuesto a pagar cualquier precio para llegar al éxito y que en ese camino termina descubriendo su propia naturaleza.

Y si bien por un lado debo admitir que este planteamiento puede resultar más interesante que la historia de un asesino convencional, no es menos cierto que la película no termina de apuntar con pulso firme hacia su objetivo. Por lo que terminamos encontrándonos con una trama difusa, que parece ser un montón de recortes, de escenas sueltas que siguen más o menos una sucesión cronológica, pero que carece de una cohesión fuerte y que además se suceden a un ritmo demasiado lento, a lo que si le añades que muchos espectadores seguro que esperaban otra cosa, el resultado termina siendo un producto aburrido, demasiado denso para lo que explica y demasiado difuso para contarlo en profundidad y detalle.

No es una mala película, pero termina arrastrando un problema grave durante todo su metraje, no termina de conseguir captar la atención del espectador.

ENTRADAS RELACIONADAS

Paranoid Park

Los intocables de Elliott Ness
Juno
.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada